Explora

Siguenos

La Agencia de Investigación Paranormal (AIP) es una fundación privada sin ánimo de lucro bajo la dirección de la Doctora Alma Chambers, dedicada a investigar y encontrar la verdad existente tras las miles de experiencias paranormales que circulan por el mundo.

PRESENTACIÓN

Sobre el porqué de lo que hacemos

Una sensación que suelen tener las personas que trabajamos en la investigación de fenómenos paranormales es la de que estos fenómenos no han sido estudiados por científicos, si no que son desechados de entrada y por eso no son aceptados como verdades.

Quienes indagan en estos campos de estudio a menudo sienten que son olvidados por la comunidad científica y se convierten en un objeto de escarnio. Lo cierto es que esto parece ser correcto. Nunca leemos en el diario sobre el prestigioso grupo de científicos de la Universidad de Berlín que esta estudiando fantasmas, o del grupo del MIT estudiando la telepatía. Pero… tampoco leemos sobre grupos de científicos estudiando algo: solo nos enteramos de los resultados. De hecho, hay una fuerte tendencia a publicar resultados positivos sobre resultados negativos. A nadie le interesa saber que el café no esta vinculado con la obesidad, o que no se descubrió una nueva especie. Esto es cierto tanto para la ciencia como para la denominada "pseudociencia". Nunca leeremos una noticia sobre la mujer que vio a la virgen y no hace milagros ni puede curar a la gente, o sobre la detective psíquica que no ayudó a resolver el caso. La sensación, por tanto, no solo va de “los científicos no han estudiado esto” si no también de “este tipo de cosas nunca se publican”. Pero ambas premisas son falsas.

El problema con estudiar un fenómeno y obtener resultados negativos es que nadie se entera. Hoy en día hay un interés reavivado por las medicinas “naturales” y/o “herbales”, alimentado por el miedo y de la ignorancia, tanto del método científico como de los productos ofrecidos. La medicina moderna se basa en años de estudio sobre plantas, hierbas, bacterias y una multitud de cosas del mundo natural. Llegó a estudiar estas cosas mediante la recopilación de información anecdótica “mi hermano tomó vinagre y se le pasó el dolor de barriga” y de tradiciones y de las técnicas curativas de una multitud de civilizaciones. Hoy tenemos los beneficios de una determinada infusión en una pastilla. Probada, regulada y dosificada. Volver a hacer uso de tes y de preparaciones similares es simplemente obtener el mismo químico pero con un método más impreciso e ineficiente. Cuándo nos preparamos un café por la mañana, ¿cuanta cafeína hay en esa taza? No lo sabemos. Si vamos a nuestro gabinete de medicinas y sacamos una cafiaspirina, sabemos que tiene 40mg. La medicina “occidental”, término usado derogatoriamente, se basa en la evidencia. La medicina “oriental”, supuestamente milenaria y basada “en antiguo conocimiento”, ha sido absorbida y estudiada por la occidental. Se quedó con lo que servía y tiró el resto. ¿Que tipo de medicina creen que usan los mandatarios en China o en Japón? La medicina “oriental” es relegada a la gente que no puede costear el tratamiento “occidental”.

Como no se puede jamás comprobar que algo “no es”, es imposible refutar al 100% cualquier idea, por más absurda que sea. Por ejemplo, si hacemos 200 estudios sobre telepatía cada uno con 2000 individuos a lo largo de 10 años, y todos ellos dan resultados negativos o cuestionables, no habremos probado que no existe la telepatía. Simplemente, he demostrado que esos estudios no han podido corroborar su existencia. Aquí es donde entra en juego la infame frase “hacen falta más estudios”. Alguien que parte con la hipótesis de que el fenómeno existe, siempre demandará más estudios mientras los resultados sean negativos. Es por esto que se parte de la hipótesis nula: no hay efecto. De esta manera, un resultado positivo falsea la hipótesis y comprueba la existencia del fenómeno.

Cuando alguien dice que “esto no lo han estudiado porque tienen miedo de la verdad”, demuestra una falta de comprensión importante sobre el método científico y sobre la pseudociencia. Los científicos ganan más dinero publicando resultados positivos en estudios controversiales, por lo cual tienen una motivación económica importante para lograr obtener resultados en estos campos. Por otro lado, tienen que mantener su reputación, lo les da la responsabilidad de no publicar estudios mal hechos o fraudulentos. Tomando esto en cuenta, la ausencia de estudios de fenómenos paranormales con resultados positivos es explicada enteramente por la hipótesis nula: no hay resultados positivos.

Pero no solo la comunidad científica estudia estos temas. Al contrario de lo que mucha gente quiere hacernos creer, no existe censura alguna en esto, y ciertamente la publicación de libros, revistas, películas y documentales sobre todo tipo de temas pseudocientíficos no solo existe, si no que prolifera y cuenta con una exposición mediática enormemente superior que la postura escéptica o científica.

Es por esto que quien argumente que “no se han hecho estudios” o “no se publica porque lo censura la comunidad científica” demuestra que esta hablando de algo que si bien le interesa, claramente no ha investigado. A lo largo de mi vida he tenido vívidas discusiones con gente que cree en los fantasmas, en ovnis, en la magia, en las realidades paralelas, en la telepatía, en los milagros y en muchas otras cosas. Sin embargo, a pesar de creer firmemente en la veracidad de estos fenómenos, han dedicado una ínfima cantidad de tiempo a su investigación. Encuentro que la convicción en su existencia y el tiempo de estudio dedicado al tema son frecuentemente, inversamente proporcionales.

Sin embargo, por más que lea y se informe sobre estos temas, debido a la naturaleza humana, quienes nos escuchen siempre serán conmovidos más efectivamente por una anécdota de un fenómeno paranormal, que en nuestro conocimiento sobre los tres o cuatro experimentos más importantes realizados en esa área. Esta es una constante, es una característica ineludible de nuestra forma de interpretar la realidad que no puede ser apagada, solo ignorada. Pero, lamentablemente, solo la podemos ignorar si somos concientes de su existencia, y aquí volvemos al primer lugar: no la conoceremos si nunca leemos sobre el pensamiento crítico y el escepticismo.

Nuestros Servicios

Nuestro servicio es personalizado. Si estás leyendo esto, probablemente querrás contactarnos. Algunas de las cosas que habitualmente hacemos son éstas.

Consultoría

Tenemos profesionales preparados que puedan asesorarte debidamente si hay algo a tu alrededor que no se siente bien. Sabemos lo difícil que puede ser adaptarse en este mundo cuando puedes ver, saber, o sentir cosas. Aquí te enseñaremos cómo normalizarlo.

Terapia emocional

Todos necesitamos un empujón en ciertas situaciones. Hay lecciones que cuestan más asimilar, pero experimentar que no estamos solos nos ayuda a todos. No tengas miedo, contáctanos, tenemos grupos de apoyo, charlas, profesionales y personas que pueden ayudarte.

Estudios de campo

Nos interesa saber tus inquietudes, y estamos aquí para lo que necesites. ¿Donde vives hay algún lugar con leyendas, historias de fantasmas o ruidos misteriosos? Envíanos un mail con la información necesaria para que podamos venir a investigar.

Nuestro equipo

Trabajamos e investigamos juntos

Andrew Colins

Subdirector

Andrew se ocupa de que todo funcione, desde la administración a la gestión de nuestra agenda. Es el engranaje esencial que nos mantiene unidos y funcionando.

Alma Chambers

Directora Fundadora

La doctora Chambers se ocupa de los casos personalmente. Ha escrito libros y numerosos artículos (muchos en revistas científicas) sobre el mundo paranormal.

Jow Gibson

Ingeniera de Software

Recientemente añadida al equipo, la ingeniera Jow Gibson ha participado activamente en el desarrollo de nuestra base de datos Virgilio.

"El Amor se aprende en el discurso de innumerables vidas, de experiencias vitales valiosísimas, muchas veces dolorosas. Aprendes a distinguir dependencia y apego, aprendes que el Amor no tiene que ser recíproco, aprendes... y lo sientes dentro"

Alma Chambers

EN NUESTRO BLOG

"La Puerta" de Johnnie Balmori

La doctora Chambers opina sobre la publicación de un libro de ficción que está teniendo unas inesperadas repercusiones entre sus lectores.



El libro y los símbolos

La editorial Nostromo publicó hace unos meses un libro titulado "La Puerta" de un autor hasta hace poco desconocido, Johnnie Balmori. Se trata de un libro de ficción que juega con una trama en apariencia sencilla, dirigida a despertar terror lúdico entre sus lectores mediante el uso de elementos como la Ouija. El factor de tensión y excitación que la novela consigue imprimir a los lectores es muy elevado, y ha propiciado que la práctica de la Ouija se haya convertido en una auténtica moda. Últimamente no es difícil encontrar tableros de Ouija por todas partes, incluso en papelerías y supermercados.

No es por tanto de extrañar que cada vez aparezcan más noticias de preocupantes fenómenos en apariencia sobrenaturales o de difícil explicación. Curiosamente, el mundo del espiritismo y todo lo asociado con él ha caído en un descrédito tan grande, que nadie parece asociar una cosa con la otra.

En mi opinión, expresada ya numerosas veces en varios artículos y entrevistas, los peligros de la Ouija son directamente proporcionales a la capacidad sensitiva de la persona que los ejecuta. Una persona no sensitiva no debería ser capaz de formalizar esa conexión, resultando en una experiencia fútil y estéril. Además, por lo que nuestro gabinete ha podido comprobar, los fenómenos paranormales en todo el mundo están estrechamente relacionados con el uso de las tablas oficiales de Ouija de "La Puerta". Es un número elevadísimo, muy superior al que sería esperable dada la premisa anterior. Ergo: Parece que esas tablas están haciendo que las sesiones de espiritismo funcionen mejor de lo que cabría esperar, muchas veces con independencia de la capacidad psíquica de la persona que opera el tablero.

Las tablas, producidas por millones en fábricas en Taiwan y Corea del Norte, no tienen nada de especial. No hay ningún material "mágico" que incremente la operatividad de las sesiones. Sin embargo, estas versiones oficiales de los tableros sí incluyen algo de lo que las otras adolecen: Los símbolos que acompañan al texto de la novela y que los protagonistas usan para operar con la Ouija.

En apariencia, esos símbolos no pertenecen al elenco de símbolos de poder que han llegado hasta nuestros días a través de textos antiguos, grabados o dibujos de cualquier clase, sino que su realización parece más bien moderna, casi vectorial. Tampoco distinguimos lo que su contenido podría representar o suponer: Uno podría representar viento o un mar tempestuoso, mientras que otro parece contener árboles de alguna clase. La conjunción de los cuatro, sin embargo, si que produce una conexión vibrante y potente con efectos devastadores cuando son usados por alguien con capacidades psíquicas.

Nuestro gabinete está estudiando actualmente este importante fenómeno y espera emitir un informe en las próximas semanas.

Contactar

Agencia de Investigación Paranormal Alma Chambers

Enfield Terrace, Leeds, West Yorkshire LS7, Reino Unido

Le garantizamos total confidencialidad en sus comunicaciones con nosotros. Consúltenos sin compromiso. Estamos aquí para ayudar.